Semana 4 – Marzo, mes de la Mujer


La mujer que nos acompaña en esta, nuestra cuarta y última semana de la campaña “MARZO, MES DE LA MUJER”, es Rocío Báez. Nacida en Huelva, Trabajadora Social, formadora y Coach, dirige el Gabinete Privado de Trabajo Social “Tempus Social” y co-dirige la consultora para la gestión del cambio enfocada en el cuidado de las personas “PROACTIVAS“.

Ella nos habla hoy de EMPRENDIMIENTO.

EMPRENDIMIENTO ¿OPORTUNIDAD O RETO?

“Y tú, ¿crees que puedes vivir de eso?”, “¿no te quitará demasiado tiempo?” “Bueno… si lo puedes compatibilizar…”

¿Qué mujer emprendedora, no se ha topado con estos cuestionamientos al comienzo de su andadura…?

Fijaros:

“Un emprendedor busca el cambio, responde a él y explota sus oportunidades. La innovación es una herramienta específica de un emprendedor, por ende el emprendedor efectivo convierte una fuente en un recurso”. Peter Druker, 1964.

Esta definición me sugiere una reflexión, ¿acaso la mujer a lo largo de la historia no se ha dedicado a convertir una fuente en un recurso, no ha motivado el cambio en todo su entorno, o no ha optimizado al máximo sus oportunidades y la de los demás?

Pues fijaros hasta qué punto la mujer es una experta en el emprendimiento, sin embargo en nuestros días aún se nos organiza el tiempo, las responsabilidades y “los deberes”.

El emprendimiento por sí mismo, ya está dotado de una dosis de soledad, inseguridad, falta de motivaciones externas, obstáculos, y sobre todo, miedo al fracaso. En nuestra sociedad, emprender y fracasar es una marca grabada a fuego, sin embrago, en otras culturas, lanzar una idea de negocio y que no concluya con un éxito aplastante económico y social, no implica fracaso, sino aprendizaje y valentía, lo cual te invita a levantarte de nuevo.

Pues si además de emprender, eres mujer, el camino tiene mayores dificultades, pero por otro lado, también es cierto que el emprendimiento es una actitud, que podemos tener adormecida durante toda la vida, o que puede llegar un día que salga de la mano de la creatividad, la autoestima y el empoderamiento. En cualquier caso, hay una gran esperanza, y es que tú, mujer, ya naciste con esa actitud, por tanto, eres capaz de desarrollar la idea más extremadamente perfecta, sólo cuando tú te lo propongas… Confía en ti.

Rocío Báez Ramírez (Tempus Social)

PROMOCIONES ESPECIALES PARA SUSCRIPTORES/AS 

(no acumulables, elige con sabiduría 😀 y envíame un correo con tu elección. Haz clic en la imagen para descargarlo en pdf)

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *