Los 5 pilares del bienestar y la felicidad


En esta ocasión, vamos a compartir cuáles son los pilares del bienestar y la felicidad.

Y, para ello, volvemos a invitar a nuestro espacio al profesor y psicólogo Martin Seligman; conocido como el padre de la psicología positiva, investiga (junto a su equipo) los procesos que permiten a las personas encontrar la felicidad y el bienestar.

“Seligman sostiene que la auténtica felicidad no sólo es posible, sino que -lejos de depender de la suerte y de los genes- puede cultivarse identificando y utilizando muchas de las fortalezas y rasgos que ya se poseen.”

Nos propone 5 elementos para alcanzar este bienestar que nos presenta bajo el acrónimo PERMA.

  • P “Positive Emotions” – Emociones Positivas: Generar situaciones placenteras que nos conecten con las emociones que nos producen bienestar (alegría, serenidad, gratitud, …)
  • E “Engagemnet”- Compromiso: Conocer nuestras fortalezas y talentos, esos que nos hacen perder la noción del tiempo (flujo) y desarrollarlos.
  • R “Relationships”- Relaciones positivas: Somos seres sociales. No sólo sobrevivimos al relacionarnos con otras personas sino que hacemos nuestra existencia más rica y feliz al “cultivar” estas relaciones.
  • M “Meaning and Purpose” – Propósito y significado: Creer que formamos parte de algo más grande que nosotros mismos. Que nuestra vida tiene un sentido, una razón de ser.
  • A “Accomplishment”- Éxito y Sentido de Logro: Mantenernos en crecimiento continuo, persiguiendo logros y éxitos (aunque sean pequeños) nos ayuda a aumentar nuestra confianza y empoderamiento, a sentirnos personas más preparadas, más seguras y satisfechas. 

Si te encuentras en un momento en el que quieres aumentar tu felicidad y bienestar, puedes identificar qué experiencias no estás teniendo en tu vida y ubicarlas en uno o varios de estos 5 pilares.

¿Cuál te apetece potenciar? 

No olvides, como decía Aristóteles, que el total es más que la suma de sus partes y que si consigues desarrollar estos 5 pilares tu nivel de bienestar y felicidad será muchísimo mayor.

Así que ¡ánimo y a ser feliz!

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *