Emociones y empresa


Las Emociones están para indicarnos cómo adaptarnos mejor al entorno y a las situaciones. Sin embargo, si ya a nivel individual nos ocasionan conflictos (por no saber entenderlas), estos conflictos se multiplican en el momento en que intervienen dos o más personas (todas ellas con sus propios conflictos emocionales).

Por el contrario, cuando una persona aprende a relacionarse con su emoción se vuelve más productiva y eficaz. Eso mismo ocurre en las empresas donde sus miembros están capacitados emocionalmente además de profesionalmente.

¿Qué papel tiene aquí la empresa? 

Ha de facilitar espacios, formación, recursos… para cuidar a su personal y favorecer así el crecimiento cuantitativo y cualitativo de su organización. 

Desde diciembre de 2016, el ámbito empresarial lo trabajamos desde PROACTIVAS ¡VISÍTANOS!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *